miércoles, 19 de agosto de 2015

LA VUELTA DEL GUERRERO DEL ANTIFAZ



Desde que en 1943, Editorial Valenciana, lanzó unos cuadernillos de dieciséis páginas en los que se podían leer las aventuras de El Guerrero del Antifaz, el personaje se convirtió en un habitual en las manos infantiles y, a veces, no tan infantiles. 
Este personaje, como otro muchos que más tarde conformaron el "universo Gago", fue creado por Manuel Gago quién contó, en algunas publicaciones, con la ayuda en los guiones de su hermano Pablo y su cuñado Pedro Quesada. Tal fue su popularidad que en los años 50 las tiradas llegaron a alcanzar 200.000 ejemplares. 
En 1972 la obra se reeditó en formato vertical y se le añadió color. Esto revitalizó al personaje durante seis años, aunque esta reedición fue censurada por la violencia de las imágenes.  Gracias a esta reedición, Gago retoma la publicación del Guerrero, dándole el título de las Nuevas Aventuras del Guerrero del Antifaz. Corría el año 1978 y se extendió dos años en el tiempo, hasta la muerte de su creador.
Ahora, la editorial Universo Cómic Presenta con Jose Ramírez a la cabeza han decidido recuperar el "universo Gago" para traerlo al presente con un renovado equipo creativo, conformado por guionistas, escritores y dibujantes que suman juventud (algunos) y experiencia (otros).
El mundo del cómic está de enhorabuena con esta recuperación.


martes, 5 de mayo de 2015

NO ME HAGA MÁS MIERDA. DESCENSO BRUSCO de JUAN GUINOT


Descenso brusco de Juan Guinot a las entrañas de Madriz.

            ¡Qué vivos son los argentinos, se dan cuenta de todo y por eso van dominar el mundo!
            Y no es por hacer mierda, irónicamente, sobre los orígenes del autor que nos ocupa, Juan Guinot, argentino, sino por aplaudir la aplastante lucidez con la que retrata aspectos de nuestra sociedad, la española, de absoluta y lamentable actualidad, como la corrupción, la crisis económica, etc.
            No. Al parafrasear las propias palabras del autor, o, mejor dicho, de su narrador-protagonista, queremos evidenciar que solo quienes han vivido idénticas o parecidas experiencias —las Historias de España y Argentina están salpicadas de paralelismos, a veces, inquietantes— pueden esbozar un cuadro de fondo tan realista como el que nos ofrece Juan Guinot en su Descenso brusco.
            Madrid, o mejor, Madriz —término que, todo sea dicho, en ningún momento acuña el autor en esta obra— es el escenario gris sobre el que desciende el protagonista de esta novela negra con tintes humorísticos absolutamente delirantes, también argentino —italo-argentino para ser más exactos— y que inicia un “despelote de cuatro días” a su regreso en avión desde Italia al aeropuerto de Barajas. Desde el instante en el que el avión toma tierra tras un agitado descenso sobre la capital española, una maraña de extrañas situaciones se encargan de alimentar su hiperactiva imaginación de escritor hasta el punto de que sus propias elucubraciones se convierten en autoflagelación, “me pregunto por qué no dejaré de joderme la vida”, y acabarán por sacudir su monótona vida de vendedor de resmas de papel y anónimo vecino de la plaza de la Luna.

            En otros términos, se podría decir que por activas y pasivas, la vida de Maladona, como es conocido por los comerciantes chinos de la zona, se ve bastardeada por el ir y venir de una serie de individuos, cuanto menos, de lo más sospechosos, un misterioso tipo —también italo-argentino— con poderes, una familia de rumanos con el don de la ubicuidad, una azafata estridente —quien lo diría—, y un señor de Vigo que comparten vuelo —y el infortunio de haber perdido sus equipajes, alguno de ellos de vital importancia y dudosa legalidad—, junto a prostitutas, camareros, yonquis, policías de todo pelaje, una compañera de piso neurótica y otro fumado, Mickey Mouse, Bob Esponja y Darth Vader en medio de una guerra y un papel —el de todos y cada unos de los personajes— nada estelar y sin más ambición, este último, que orinarse en todas las esquinas del casco antiguo de Madriz. Encuentros, desencuentros, apariencias, suspicacias, y un número in crescendo de sospechosos que rondan la existencia de nuestro protagonista “como si fuesen varias películas superpuestas”.
            Guinot, conduce los personajes y los tiempos, en los que el autor filtra la información necesaria para llegar a conclusiones plausibles como un vehículo que amaga y se niega a arrancar, de modo que el protagonista trata de “conectar algo, pero cada revelación produce más desconexiones…” manteniendo así la atención de los lectores de forma exasperante como impacientes conductores a la espera del ansiado final, con habilidad. Además maneja con soltura el espacio céntrico de una ciudad que representa, como capital y recuperando las palabras de la contra de esta edición, la expresión última de “un fresco de la España actual, que por momentos parece un boxeador casi noqueado por la crisis, pero cuando lo salva la campana, desde su rincón, todavía fanfarronea”. No obstante, Guinot no carga las tintas y evita caer de forma inteligente en un neocostumbrismo que pueda provocar rechazo en el lector, realismo sí, pero no sucio, y, sobre todo, una altísima dosis de humor que se gana al lector por ocurrente y vivaz, porque, con el argentino, no podríamos decir aquello que llega a decir su protagonista: “Sigo en huelga de risas”.
            En definitiva, y sin ánimo de haber desvelado demasiados detalles argumentales de este Descenso brusco, primera obra de la Colección Christie de novela negra de Cazador de Ratas Editorial, de Juan Guinot, como dato anecdótico, el único aspecto que creemos no se sostiene por inverosímil es que el protagonista encuentre taxi a la primera en el centro de Madrid. En esto, Juan Guinot nos tomó de pelotudos, y se quedó tan a gusto, tanto como los lectores que quieran acompañarlo en su Descenso brusco.

José Manuel Jaén Bernúz




miércoles, 7 de enero de 2015

¿QUIÉN MATÓ A LA CANTANTE DE JAZZ?

Lo prometido es deuda. Aquí tenéis el inicio de la magnífica novela de Tatiana Goransky, inlcuida en la Colección Christie. En breve en nuestras librerías amigas 

Además, esta novela viene avalada por Fernando Marías, prologuista, presentador y equilibrista de las palabras, con portada de la magnífica Laura Muñoz Hermida y las ilustraciones de Francisco José Asencio.

Yo no maté a la
Cantante de Jazz



Yo no maté a la Cantante de Jazz. Lo juro.
Es cierto que una vez, una solavez, la vi en persona, en Madrid, cantando sobre el escenario del DiablosAzules, y también que luego, tras su actuación, pude acercarme a ella paradecirle una arrebatada frase de felicitación a la que, por cierto, correspondiócon una sonrisa apagada que pareció sincera. En el escenario era poderosa ycristalina, pero fuera de él parecía presa de una incertidumbre intransferible.
Una voz de plata abriéndose paso a machetazos en lasciudades de la noche. No sé si el día del Diablos Azules fue antes o despuésdel accidente, no sé si su pierna era ya postiza. Si lo era, no mitigaba enabsoluto la tierna luz sexual de su persona.
Yo no maté a la Cantante de Jazz. Lo juro y lo juraré cuantohaga falta.

Texto: Tatiana Goransky
Ilustración: Francisco José AsencioIlustración: Francisco José Asencio

jueves, 18 de diciembre de 2014

DOS CRIMINALES CONFESOS: JUAN GUINOT Y CARLOS SALEM


Cazador de Ratas se complace en presentar su primer título:

Descenso brusco


DESCENSO BRUSCO ES UN THRILLER DE HUMOR MUY NEGRO QUE NOS LLEVA DE LA MANO DE UN ITALOARGENTINO A DEAMBULAR POR LAS CALLES DE UN MADRID VENIDO A MENOS, ACOMPAÑADOS DE UN PERRO ANTIDROGA.

TÍTULO: DESCENSO BRUSCO
AUTOR: JUAN GUINOT
PVP: 15 €
FECHA DE LANZAMIENTO: 3 DE DICIEMBRE

RESUMEN:

Un avión que desciende bruscamente  en pleno vuelo puede ser la parábola de un país que se creía destinado a subir sin límites.  O de una vida, la del narrador, que pensó que bastaba con cambiar de escenario para cambiar el final del argumento.
Una niña pequeña que no deja de llorar mientras las turbulencias agitan la aeronave y la paciencia de los pasajeros, representa, quizás, la queja sin sentido de un pueblo acostumbrado a la abundancia. Y un misterioso pasajero que sólo con tocar al bebé logra que se duerma plácidamente, pasa de ser un héroe o un santón, a un villano a localizar cuando la pequeña no despierta ni en pleno motín de pasajeros en la T3 de Madrid, ante la desaparición de su maletas.
Y atención: no conviene pegarle una patada en los huevos a un perro antidroga, si no quieres luego ser el forzado cuidador del rencoroso can policial.
Con estos elementos, Juan Guinot se pone en el lugar de su protagonista, un despistado italoargentino afincado en Madrid, decidido a salvar a la niña y a descifrar, aunque sea en parte, un misterio que sabe desde el principio que le queda grande. 
Descubrirá que las apariencias siempre engañan, y más en una ciudad que siempre vivió de las apariencias. 
Con esta novela negra, delirante y sin embargo (o por ello) lúcida, Guinot esboza un fresco de la España actual, que por momentos parece un boxeador casi noqueado por la crisis, pero cuando lo salva la campana, desde su rincón, todavía fanfarronea. 

(Carlos Salem)

  SOBRE EL AUTOR

Juan Guinot (1969), nace el cinco de abril, detrás del mostrador de un negocio de fotocopias donde, nueve meses antes, lo habían concebido. Pisó el planeta Tierra tres meses y once días antes de que el hombre pisara la Luna.
Es licenciado en Administración y Psicólogo Social, y máster en Dirección de Empresas. Nunca le gusta ser empleado, aunque (al radicarse en Buenos Aires) lo intentó trabajando cinco años como inspector del fisco y seis años como ejecutivo de marketing en una empresa de golosinas. A finales del 2001 (en este orden) recuperó la independencia, perdió los ahorros en el banco y ganó el tiempo necesario para escribir.
Es discípulo del escritor Alberto Laiseca. La narrativa que aborda está trazada por la ciencia ficción, el policial y lo fantástico. Se autodenomina escritor de Tango Punk, una categoría que inventó para expresar la melancolía urbana y la necesidad de romper moldes psicosociales que motorizan su escritura.
Se le puede leer en revistas y libros publicados en Francia, España, Argentina, Bolivia, Puerto Rico, Brasil. La Asociación Española de Ciencia Ficción acaba de seleccionar un cuento suyo entre los doce mejores cuentos publicados en 2011-2012. Recibió distinciones literarias. Es colaborador en medios gráficos y radiofónicos.
2022-La Guerra del Gallo (Talentura Libros, España, 2011) es su primera novela publicada y fue finalista del premio Celsius de la Semana Negra de Gijón 2012. Adaptó la novela al teatro con el unipersonal La Guerra del Gallo (en cartel, en Buenos Aires, en 2012 y 2013).
Misión Kenobi es su segunda novela. Fue publicada en Argentina (Ed. Exposición de la Actual Literatura Rio- platense, 2014) y Chile (Ed. Tambo Quemado, 2014).
Escribió la obra de teatro Misión Kenobi que se estrenará en Buenos Aires en 2015.
Estudia dramaturgia con Alejandro Tantanián. Administra el blog: http://www.juanguinot.blogspot.com - http://www.juanguinot.blogspot.com. Se le puede seguir en Twitter: @juanguinot.

ENTREVISTA CON JUAN GUINOT
1.- ¿Qué es Descenso brusco?

Una novela negra que transcurre en Madrid (hoy, con plena crisis). Está contada por el protagonista (es como si estuviésemos viendo todo lo que él “filma”) y va desde un domingo a medianoche hasta el jueves por la tarde. Son cuatro días de intensa acción y dosis de humor negro.

2.-¿Tiene algo que ver el personaje, que se llama Juanito con usted?

Un poco sí. A diferencia de él, nunca pude estar más de 3 meses en Madrid. Las locaciones que elegí para contar la historia corresponden a sitios en los cuales paso la mayor parte del tiempo cada vez que estoy a Madrid.

3.-¿Por qué eligió España para situar la trama?

Amo a España. Desde hace catorce años que quiero radicarme en Madrid y siempre estoy yendo y viniendo. Elegí habitarla desde la ficción.

4.-- Los personajes que elige son muy enigmáticos, ¿se ha encontrado con ellos en la vida real?

Sí. La realidad también es ficción.

5.- ¿Qué diferencias habría si hubiera situado su novela en Argentina?

Primero que tendría por lo menos 4 crisis que he vivido (en mis 45 años de vida) para situar la historia a contar. Nunca pasamos más de 6/8 años de estabilidad. Por mi propia experiencia, entiendo a la Argentina como un río de tragedias donde flotan camalotes de bienestar.
En segundo, desde que tengo uso de razón, en Argentina está la visualización y aceptación de la corrupción en la vida cotidiana. Esto que dice el tango Cambalache “el que no llora no mama y el que no afana es un gil”. La opción del atajo que ofrece la corrupción para hacerse de mucho dinero rápido está en el ADN empresarial y político que, en mi país, funcionan en perfecta sociedad.
Cuando estudié mi Master en Dirección de Empresas dije que las escuelas de negocios deberían sincerarse y contar la verdad de las cosas, me tenían podrido con el sistema de darnos casos de éxito empresarial del primer mundo (en la mayoría bluff). Dije que en lugar de contarnos “cuentos de hadas” deberían enseñarnos que el caso de éxito empresarial nativo es el referido al Management del toca puertas (del Estado) para crear negocios rentables. Obviamente, no me dieron bola. La falta de mirada crítica y la lógica de la repetición, fueron algunos de los motivos que me alejaron de las escuelas de negocios de las que fui profesor.

6.- Usted viene del género fantástico y se introduce en la novela negra sin ningún tipo de vergüenza, ¿Darth Vader? ¿Por qué Darth Vader?

En Descenso brusco Darth Vader es un perro anti drogas que (por orden del Comisario de Plaza de la Luna) debe vivir con el protagonista durante un mes. Como el perro es un labrador, de pelo negro y, al principio, inspira terror al protagonista, éste decide llamarlo Darth Vader.
Es un homenaje que hago a este personaje genial de Star Wars que logró atemorizarme y encantarme en igual medida. Soy fanático de Star Wars y siempre está presente en mi imaginario.

7.- En muchas entrevistas le han preguntado por la crisis española en relación con la crisis, ¿es su novela de denuncia o de entretenimiento?

No concibo la escritura (y la vida) sin un posicionamiento político. La operación narrativa, en Descenso brusco, apunta a un libro con ritmo de thriller, humor negro y un diálogo (más bien, una discusión permanente) con el típico detective deductivista al que opongo una mirada holística. Para ser más claro, el narrador quiere emular el procedimiento típico de los investigadores que leyó para esclarecer la situación en la que se ve metido. Frente a eso, lo que le trae la realidad es que las cosas salen con movimientos intuitivos y la mente clara, estando en el momento, hacerse cargo de dónde está parado, para entender que las cosas son como son, lejos de sus idealizaciones. Creo que ahí hay una pista (más allá del libro) para entender cómo salir de las encerronas de las crisis. El personaje ejecuta un acto creativo que solo sucede cuando enfrenta el problema. Por ello, es clave, primer verlo.


8.- Uno de los puntos más interesantes de su novela es el manejo del humor negro, ¿cómo consigue mantener el equilibrio sin que la novela resulte grotesca?

La historia se instala en una situación dramática, más bien trágica. Creo que por las grietas de la tragedia que brota el mejor humor. Las dosis de humor, en Descenso brusco,  operan con naturalidad porque así es como veo las cosas que me pasan cotidianamente. No está forzado, si pasás conmigo un rato de charla, vas a notar que así hablo. Tiendo a creer que el estilo y la música en los textos de cada autor espejan la manera en que habla.

9.- Ha estrenado usted una editorial nueva, ¿volvería a repetir?

Me tocó ser el mascarón de proa. Eso me hace mucha ilusión. También, me mete vértigo, adrenalina al palo. Me encanta. La acción trepidante de la novela es un vaso comunicante con la energía que tiene Cazador de ratas (y Carmen Moreno, la editora).

10.- ¿Cómo ha sido la experiencia de ser el autor que rompa el fuego?

Las dos semanas en España fueron increíbles. El encuentro cara a cara suma un plus que valoro. No solo el contacto con la prensa, me refiero a los colegas escritores, los lectores y libreros que hicieron un hueco en sus vidas para pasar un rato conmigo. Los encuentros son vitales y se revalorizan en situaciones de crisis como las que vive el mundo capitalista. La acción de encontrarse, acoplar con los demás desde lo cotidiano, te diría, es un acto revolucionario frente al paradigma individualista. Acá también, creo, hay otra pista para superar sitauciones de crisis como la que se vive en España.

En cuanto a la editorial, percibí una enorme expectativa por Cazador de ratas y los próximos autores. La editorial apuesta al encuentro con el autor, más allá del libro. Puedo anticiparte que en BCN Negra estará Tatiana Goransky (presentará Quién mató a la cantante de Jazz) y, si todo va bien, nos veremos nuevamente (con Descenso brusco) en la Semana Negra de Gijón. 



CUESTIONARIO NEGRO DE CARLOS SALEM



Nombre: Carlos Salem
Fecha nacimiento: 1959
Lugar de nacimiento: Buenos Aires
Delitos:  escritor, periodista y poeta. ¿Se puede ser más abyecto?

Carlos Salem es uno de los puntales de la novela negra, habiéndose convertido en un referente en España y Francia. Además, es absolutamente culpable de ser un habitual de Semana Negra de Gijón

Novela

Camino de ida (2007, Salto de Página)

  • Matar y guardar la ropa (2008, Salto de Página)
  • Pero sigo siendo el rey (2009, Salto de Página)
  • Cracovia sin ti (2010, Imagine Ediciones)
  • Un jamón calibre 45 (2011, RBA)
  • El huevo izquierdo del talento (una novela de cerveza-ficción) (2013, ediciones Escalera)
  • La maldición del tigre blanco (2013, Edebé), novela juvenil
  • Muerto el perro (2014, Navona)

Otros géneros

Si dios me pide un bloody mary (2008, ed. Ya lo dijo Casimiro Parker), poesía

  • Yo también puedo escribir una jodida historia de amor (2008, ediciones Escalera), relatos
  • Yo lloré con Terminator 2 (relatos de cerveza-ficción) (2009, ediciones Escalera), relatos
  • Orgía de andar por casa (2009, Albatros), poesía
  • Memorias circulares del hombre-peonza (2010, ed. Ya lo dijo Casimiro Parker), poesía
  • El torturador arrepentido (2011, Talentura), teatro

1.- Una época para vivir.
Esta. Ahora que casi le he pillado el tranquillo, no voy a cambiarla.

2.- ¿Por qué?
Porque creo que veremos más cambios de los previstos.

3.- Estás planeando asaltar un tren, elige a tres escritores de novela negra, para formar parte de tu cuadrilla.
Fácil: Juan Ramón Biedma, Jeronimo Tristante, Pedro de Paz.

4.- ¿Cuál es el crimen, actual o histórico, que más te ha conmocionado?
Lo de Caín y Abel. Esa pobre madre...

5.- ¿Policía o delincuente?
Delincuente, claro. Si sale bien, me forro. Y los uniformes no me sientan bien.

6.- Tu protagonista es un/a alcohólico/a con un pasado que le atormenta y con pulsión autodestructiva, ¿es capaz de enamorarse?
Fijo. Y de follar. Y de intentar hacer algo por lo que valga la pena vivir. Si no, que se mude a otra novela.

7.- Un autor de novela negra.
Ultimamente, Dos Winslow. Tiene un ritmo y una soltura maravillosa para contar los más terrible.

8.- Una novela negra.
El largo adiós, de Raymond Chandler. Cuando lea (o escriba) una mejor, te aviso.

9.- ¿A quién no matarías nunca?
Prefiero no limitar mis posibilidades.

10.- Si te pregunto a quién matarías, ¿responderías o es políticamente incorrecto?
La lista es demasiado larga  y la corrección política, como el amor platónico: se sudamenos pero aburre cantidad

11.- Un personaje de novela negra.
Belascoarán Shayne. Nunca le perdonaré a PIT II haberlo inventado, porque me gustaría que fuera mío.

12.- Dejas la novela negra, ¿te dedicas a escribir novela rosa o te dedicas a la recolección de la patata?
No dejo la novela negra. Ni las que tienen otros colores.  Por suere, ellas no me dejan a mí todavía.